Los partidos de Moldavia se podrán seguir a través de Swish, la aplicación de NBN23 que permite seguir partidos de baloncesto de múltiples países en vivo.

La Federación de Moldavia de Baloncesto se sube al tren de la tecnología y contará con la tecnología de NBN23 para digitalizar sus competiciones. Esto permitirá a los fans poder seguir los partidos de esta federación en vivo desde cualquier parte a través de Swish, la aplicación de NBN23 múltiples competiciones en todo el mundo.

Gracias a NBN23, la federación contará con un seguimiento completo que incluye las últimas ventajas de Swish: ranking de jugadores, rosters completos, calendarios actualizados y el seguimiento más completo con las estadísticas al instante de todos los jugadores. Además, también dispondrá de las últimas novedades de la aplicación cuya última actuación ya permite seguir equipos y jugadores para que escojas lo que más te interesa.

El baloncesto en Moldavia da así un paso más en su crecimiento y dispondrá de visibilidad internacional. Sus competiciones estarán en una aplicación que ya cuenta con competiciones repartidas en todo el mundo: España, Suiza, Argentina, Chile, Bélgica, China, Turquía, Estados Unidos, México, Costa Rica, Colombia, etc.

Este acuerdo supone para NBN23 dar un paso más en su expansión internacional y le permite a la Federación Moldava ponerse en el mapa de las grandes federaciones pioneras en el uso de la tecnología a nivel mundial. Cabe recordar que esta Federación logro su mayor éxito con la participación en el Eurobasket de 2005 y ahora demuestra que sigue dando pasos para alcanzar cotas todavía mayores.

Miguel Bullón, director ejecutivo de NBN23, ha hablado de la llegada de NBN23 a Moldavia: “Nuestra tecnología pretende ser global y trabajar con múltiples países para que todo el baloncesto pueda tener la visibilidad que merece. Unirnos a la Federación de Moldavia es un paso más en nuestro crecimiento y nos une a una competición única donde el baloncesto será el protagonista”, afirmó un entusiasmado Miguel Bullón.