Cuando Houston Rockets logró su segundo anillo de forma consecutiva en los 90, su entrenador, el gran Rudy Tomjanovich pronunció estas palabras antes de levantar el título: «Nunca subestimes el corazón de un campeón», declaró.

Ahora mismo, todo el planeta es un corazón y una comunidad unida luchando contra una pandemia que ha detenido la actividad de casi todo el mundo.

Hemos usado esta afirmación del técnico para lanzar un mensaje de unión y de fuerza para que entre todos ganemos esta batalla que nos ha tocado superar en este principio de 2020. Recordad que juntos: ‘Este partido lo podremos ganar’.